Ganadería Puerta Parra

Artículos

Home»Blog»Guzerá, “La Raza Bovina Más Completa”

Guzerá, “La Raza Bovina Más Completa”

Bogotá, agosto 12 de 2010.

“ El Guzerá es la raza (bovina) que más influyó a las otras en la India. En el mundo occidental ha sido la que más razas (bovinas tropicales) ha formado. En Brasil, actualmente, ha mejorado la habilidad materna de la pecuaria extensiva (doble propósito) y está consolidando el futuro del Cebú Lechero”. (Reinaldo Dos Santos).

La cita anterior nos está dando una idea clara de la importancia de la raza bovina Guzerá en el mundo tropical y en la pecuaria mundial. La carne que hoy exporta Brasil hacia todo el mundo tiene un gran componente Guzerá. Y la leche que produce, llena los baldes en las Estancias Brasileras. Con razón Fernando Madelena al preguntársele sobre las características productivas de las razas cebuinas GIR y GUZERÁ contestó: “ la Gir es leche y carne; la Guzerá es carne y leche”. El pecuarista colombiano sabrá encontrar y precisar la sutil diferencia que el profesor Madelena nos enseña. Dos razas bovinas indianas que han llegado a Colombia a través del Brasil, con mucho más procesos de mejoramiento que las originarias de la India. Brasil las introdujo desde 1887 y desde hace 70 años viene haciendo en ellas el mejor trabajo de mejoramiento genético que exista en todo el cinturón tropical del mundo, para leche y carne y para carne y leche.

Octavio Dominguez, político pecuarista Brasilero, le “gritaba” a sus paisanos, en 1947, visionariamente, lo siguiente: “El Cebú lechero es una necesidad y también una realidad posible”. Sesenta y tres años después se están ordeñando vacas Guzerá con producciones diarias de 43 litros en eventos feriales brasileros. Son muchas las que en Colombia se acercan a esa cifra, en competencias regionales y nacionales.

En Colombia la raza Guzerá está presente, desde principios del siglo veinte, con ejemplares que han llegado de distintos lugares del mundo y por distintas rutas. Son apetecidas en los ordeños de zurriago las vacas Brahman doble A, aquellas con bastante componente Guzerá. Y debemos recordar a esas vacas Pardo-Guzerá, pastando en las praderas rústicas de las orillas de Río Magdalena, por allá en esos lindos paisajes del Difícil, produciendo más del baldado de leche, diariamente, en un solo ordeño y con ternero al pié. Hoy las Guzolandas ( Guzerá X Holstein ) dan esto y mucho más. Son vacas que al descarte pesan un poco más de los quinientos kilos. Los machos media sangre Guzerá por mestizas “siete colores”, Angus, Simmental, Criollas, Holstein, Pardo Suizas, etc., rápidamente obtienen pesos por encima de los 400 kilos y su rendimiento en canal es excelente.

El toro Guzerá es más que un AS en la pecuaria bovina tropical, para arreglar y enderezar los cruzamientos indefinidos y no muy calculados, en leche o en carne. Pone raza, casta, rusticidad y productividad donde lo indefinido no encuentra reversa direccionada. La raza Guzerá impone sobre las otras sus fenomenales caracteres, aumentando, a la vez, la carne y la leche.

“ Por eso el Guzerá surge como un patrimonio genético para la humanidad, con el objetivo de aumentar la producción y el consumo de carne y leche. En el campo, queda clara la necesidad de inyectar sangre cebuina para garantizar a los mestizos tauríndicos (muy europeos)  un mínimo de rusticidad delante del calentamiento del planeta…Los hombres podrán driblar los daños de la polución terrestre y planetaria, pero tendrán que utilizar una preciosa herramienta genética que garantice adecuación a las nuevas situaciones. Esa herramienta inolvidable y fundamental nada más es sino el Cebú, destacándose el Guzerá, por su versatilidad”. (Reinaldo Dos Santos).

La Guzerá es una raza bovina muy fuerte, muy rústica, apta para explotarse en ecosistemas al nivel del mar y en las orillas de los grandes ríos,  resistente a altas temperaturas y consumidora de forrajes leñosos y rústicos. Sus ejemplares son altivos pero mansos. Las vacas tienen una producción media de leche de 2000 kilogramos por lactancia de 300 días, destetando terneros de 180 kilogramos de peso y con intervalos de partos alrededor de los 400 días. En su leche está presente el alelo AB Y BB  de la KAPPA-CASEINA, condición ésta que permite la obtención de más cantidad de derivados lácteos con menos leche y de mejor calidad, propiedad que otras razas cebuinas no tienen en la misma proporción, y muy por encima de razas taurinas (Europeas), con excepción de las taurinas Jersey y Normando, altamente positivas al alelo BB. La Guzerá, raza sabia que, además, es capaz de posponer el parto algunos días, mientras se den las condiciones ambientales que garanticen el nacimiento de su hijo y los medios para alimentarlo. En el Brasil ha sobrevivido en zonas donde otros bovinos no lo han logrado. En la India los encontramos produciendo carne y abundante leche en zonas semi-desérticas.  En ese país es un bovino de triple propósito: leche, animal de labranza, y de carne para exportación o consumo interno por parte de las comunidades no afectas a la relig  ión hinduista.

El bovino Guzerá y el bovino Gir hacen la pareja más protegida por los religiosos hinduistas. Es la pareja “sagrada” más importante del subcontinente asiático, según los preceptos de esa milenaria religión. Preceptos que desde miles de años atrás conminan así: “el que mate, coma o permita el sacrificio de una vaca, se pudrirá en los infiernos tantos años como pelos tenía la vaca sacrificada”. Por esto y por muchas otras razones el ganado Guzerá es venerado en la India y preferido en el Brasil para todos los compuestos raciales, en la producción de carne y leche en el trópico. En Colombia lo estamos  recomendando para los mismos fines. Como raza pura es el bovino de DOBLE PROPÓSITO, por excelencia.

Written by

Ganadero, Miembro de Asocebú, Criador de Cebuínos lecheros y sus cruces, Criador de Guzerá, Pecuarista Colombiano

Leave a Comment