Category : Blog

Home»Archive by Category" Blog"

GREMIOS SIN FUERZA DEMOCRATICA.

El doctor Fernando Cepeda Ulloa, en artículo suyo de Febrero 14/15, publicado por el diario El   País de Cali, sobre “Democracia y Gremios” se refiere a un informe elaborado por La Silla Vacía acera de la división que existe en el sector ganadero y lechero con respecto al funcionamiento del gremio cúpula, la Federación de Ganaderos y el Fondo que administra los recursos que provienen de los parafiscales…agregando, que la controversia gira en torno de una cuestión fundamental, a saber, la vieja teoría que dice: si no hay representación no hay razón para pagar impuestos y, agrego yo, para estar asociado.

Dice el doctor Cepeda Ulloa, que los gremios económicos, asociaciones profesionales, sindicatos, partidos políticos, tienen que adoptar medidas que aseguren que sus miembros pueden – y deben –participar en la vida de la organización que los representa.. La participación es complemento de la Democracia Participativa. Le da más legitimidad y le aporta eficacia. Contribuye a una deliberación más completa siendo una manera de asegurar que políticas y determinaciones que se adopten serán las más apropiadas. EL DEFICIT DE DELIBERACION, EL DEFICIT DE PARTICIPACION, REFLEJAN UN DEFICIT DEMOCRATICO.

La división del gremio ganadero, muy politizado últimamente, es más por lo alto que por la base. Muchos creemos que la Junta Directiva de Fedegán y su Presidente han entendido ligeramente que esas posiciones son plataforma para lanzarlos a posiciones políticas más importantes, incluida la Presidencia de la República, sobre lo cual los agremiados no pueden ser forzados a participar o tomar partido. Personas muy capaces para que lo intenten desde otras posiciones. Máxime cuando la representatividad que ostentan es limitada, dada la poca participación de los ganaderos en la Asociación y la poca fuerza institucional que las Asociaciones Ganaderas imprimen a las decisiones de la mal llamada Federación de Ganaderos de Colombia. Las Asociaciones agrupadas en Unaga ( Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas ) son convidados de piedra en toma de decisiones de Fedegán, pues su condición innecesaria de “limosneros “ de los recursos que esa entidad maneja a su antojo les hace perder fuerza democrática al debido accionar gremial.

Se acerca la Asamblea de socios de Asocebú y, como siempre, la representatividad de los ganaderos está concentrada en cuatro o cinco socios que acaparan todos los poderes para hacerse elegir miembro de Junta y luego decidir sobre el Presidente de Junta y de toda la Asociación, dignidad que siempre y exclusivamente, por una especie de cooptación, recae en dos o tres personas que, aunque prestantes y capaces, no les queda tiempo para atender adecuadamente las exigencias de conducción del gremio. Como, por ejemplo, una de ellas, trabajar por una masiva participación de los agremiados en su elección directa y en segundo orden, procurar la independencia conceptual y económica de la Entidad y el progreso de todos los ganaderos articulado con el desarrollo nacional.

Gabriel Puerta Parra

Pecuarista

POLITICA PECUARIA Y MEJORAMIENTO GENETICO BOVINO

Octubre de 2014.

 

Los criadores de las razas bovinas lecheras en Colombia, particularmente yo como  defensor de las Indicus Gir y Guzerá y responsable del manejo de empresas que las comercializan con algún éxito, debemos preocuparnos, y mucho, por la inexistencia de políticas serias que promuevan la investigación y establezcan condiciones de desarrollo que las hagan proyectarse útiles en el concierto local e internacional, para bien del subsector y de la economía agraria nacional.

 

Veintiún años después de haber ingresado al país las Gir y Guzerá y pese a los esfuerzos individuales de muchos de sus criadores, no hay nada oficial definido que las impulse, de veras, a cumplir el rol que les corresponde como bovinos lecheros de alto rango genético pecuario y de generadores de desarrollo nacional y de bienestar gremial.  Tanto tiempo después, aunque nunca es tarde, citan a sus criadores a opinar sobre la orientación que deben tener los jueces para su juzgamiento en las distintas ferias regionales y nacionales, sobre todo cuando la Asocebú se ve obligada a designar de afán jueces que saben de la raza Brahman, pero no de las otras establecidas en el país.  La frase orden: “juzgue 50 y 50” ha hecho carrera y causado muchos perjuicios y resquemores.  Juntas directivas que no legislan.

 

Una de esas realizaciones importantes para establecer condiciones definitivas de desarrollo pecuario bovino es la Prueba de Progenie.  La Asocebú hace la prueba de Evaluación Genética y la prueba de Ganancia de Peso en pastoreo, algo muy importante y que lo fuese más si las divulgaran con mayor fuerza publicitaria, como, por ejemplo, utilizando más a fondo el órgano oficial de divulgación de la entidad, la revista El Cebú.  También proyecta la prueba Genómica en la raza Brahman.  Eso está bien, pero como todo en Colombia siempre vamos quedados en años, décadas y siglos.  No apoyamos la Prueba de Progenie y ahora la Genómica está cuestionada seriamente por la porcentualidad en la obtención de bovinos superiores confiables. Lo económico a veces sale caro, dice el adagio popular.

 

La revista Holstein Internacional, edición 21, numero 10, página 18, de Octubre de 2014 dice: “volver a los padres de toros probados con progenie.  LIC en Nueva Zelanda  fue uno de los primeros centros de IA en usar extensamente padres de toros jóvenes genómicos (ver también cuadro # 3).  Pero ahora, eso ha cambiado mucho y han disminuido los padres de toros ADN del 95% del 2011 al 30% de ahora.  Fue porque tuvieron malas experiencias con los padres de toros jóvenes genómicos?. “La sinceridad nos obliga a comentar que nuestra confianza en la genómica ya no es tan fuerte como solía ser antes.  Es así como hoy existe la tendencia de volver a usar padres de toros  probados con progenie”;  afirma Simón Worth de LIC.  Lo está muy de sobra, y actualmente, el padre del toro más usado es Mourne Grove Hothouse que tiene 2618 hijas en sus índices…..”.

 

Debemos preocuparnos por desarrollar política pecuaria y los estudiosos y practicantes de ella, deben ser los que ocupen los cargos oficiales relacionados con el sector.  Así también los miembros de juntas directivas gremiales.  Los técnicos deben proponer pero nunca definir.

 

Desde que apareció la prueba genómica y su entusiasmo por desarrollarla como lo máximo en mejoramiento genético, sus progenitores advirtieron que no reemplazaba la prueba de progenie.  Pero el entusiasmo fue tal que se pensó que una confiabilidad de más ó menos el 60% era suficiente en el mejoramiento genético de ciertas razas ó de todas.  La diferencia entre el 60% de la genómica y el 100% de la de progenie ha comenzado a verse, a notarse y a causar ciertos sustos técnicos y económicos.

 

No quiero con lo anterior afirmar que se está haciendo mal implementando la prueba genómica, pero si advertir que se ha despreciado por décadas lo que en otros países se está haciendo con éxito, realizando la prueba de progenie, dando la oportunidad a todos ellos de incursionar ampliamente en el mercado internacional de semen, embriones y animales vivos, entre muchos otros beneficios.

 

También debo admitir que los criadores de bovinos lecheros en el país, Indicus y Taurus, con nuestros representantes en las juntas directivas de las agremiaciones bovinas, hemos quedado estancados pero satisfechos con los buenos precios nacionales obtenidos en su comercialización. ¿Hasta cuándo?.

 

 

 

Gabriel Puerta Parra.

El Cebú, La Religión Y La Política Agraria.

Puerto Boyacá, Septiembre 17 de 2013.

En artículo de Abril de 2002, publicado en las revistas  El Cebú y Agricultura de las Américas,  hacía entrega de la tercera parte de las experiencias adquiridas en nuestro recorrido por algunas zonas agrarias de la nación india, recordando las palabras del Doctor Alvaro Restrepo Castillo, motivándonos al viaje. Experiencias que aun hoy pueden ser útiles para destrabar en gran medida la problemática agraria colombiana.

Nos decía: “visitaremos un país milenario, enigmático. La cuna de Ramma y Krishna, los cuidadores de ganado que más tarde se convirtieron en “divinidades”, las encarnaciones de Visnú. Estaremos “guiados” por Sita, la esposa de Ramma, esposos ejemplares, orientadores y excelentes gobernadores de gentes…Por otra parte, dada su milenaria tradición histórica, sus religiones, templos, monumentos, palacios, fuertes y multiplicidad de atractivos, la India es uno de los países más visitados del mundo…El desarrollo ocurrido en las últimas tres décadas, con políticas de gobierno bien estructuradas, han generado un crecimiento enorme de la industria, de la agricultura y, muy particularmente, de la agroindustria. Hoy (2002) la India es el mayor productor de leche en el mundo, dentro del más fantástico esquema cooperativo que existe en el universo, el Nacional Cooperative Dairy Federation of India (NCDFI), con 76.000 pequeñas cooperativas unidas en el ente y 11 millones de ganaderos productores miembros… Esta realidad es el resultado de una acertada política de gobierno, denominada Öperación Torrente” (Operation Flood), establecida hace 30  años y basada en el éxito de la cooperativa de ganaderos de Anand, fundada en 1946 y tomada como ejemplo a nivel nacional en la época del 70 para crear lo que se llamó “Ël camino de Anand” (Anand Pattem). La implementación y coordinación de tal política la realizó el Nacional Dairy Development Board (NDDB), máxima institución rectora en la actualidad india. Hoy la cooperativa de la población de Anand, Estado de Gujarat, se denomina AMUL, que en Sánscrito traduce “hermoso”. Pero lo más interesante de todo esto es que la leche fresca que alimenta este gran esquema cooperativo y agroindustrial proviene de Búfalos, Cebú lechero y en una alta proporción de hembras cruzadas (indicusXtaurus) en diferentes grados, partiendo de las F1, como esenciales. Leche producida en el medio ambiente tropical por pequeños y medianos ganaderos. En otras palabras, un verdadero ejemplo cooperativo, en grande, para nuestros países tropicales. Una demostración palpable de que con políticas de gobierno a largo plazo, bien concebidas y correctamente implementadas, pueden lograrse resultados exitosos cuando el esquema cooperativo es administrado e interpretado adecuadamente…Los institutos Panchavati y Panjrapol en Nasik, Estado de Maharastra, fundado en 1879 para la preservación de la “vaca sagrada”, hoy posee uno de los mejores hatos Gir de la India, seleccionando desde 1920 para producción de leche y belleza racial, altamente  asociada con la eficiencia y calidad de la raza…”

Los juiciosos comentarios de Restrepo Castillo, 11 años atrás, caen hoy como anillo al dedo, apenas pasando el susto del “tal paro nacional agrario” que, no nos digamos mentiras, empezó y no sabemos cuándo va a terminar y en qué forma, pues un ministro de agricultura por año y políticos y gremios autistas no garantiza políticas agrarias audaces y a largo plazo que saquen al campesino del abandono que por centurias ha padecido, apenas tenido en  cuenta en elecciones o para pagar servicio militar u obligado a hacer presencia en todas las guerras intestinas de la nación, como actor o víctima.

Ayer, 16 de Sepbre, el exministro y gran conocedor del tema agrario, Carlos Ronderos T, en entrevista con María I. Rueda en El Tiempo, le habla de los éxitos de los palmicultores y le suelta ideas muy afines a lo transmitido por Alvaro Restrepo C. sobre los programas agropecuarios indios: “Si logramos…hacer economías de escala competitivas internacionalmente mediante sistemas de cooperativas, no hay razón para que vuelva a haber paros contra  el TLC sino para que haya más TLC”.

Entonces, no más diagnósticos, no más dulces, necesitamos políticas serias y duraderas sobre la agropecuaria y agroindustria nacional, sin dilaciones, lo cual obliga al Estado y a los organismos privados ligados al sector. Aprender de otros países en desarrollo y trabajar en pos de una agropecuaria y zootecnia tropical propias, sin complejo de las grandes realizaciones de los del norte. Retomar el camino y producir sin descanso. Hay 800 millones de hambrientos en el mundo y en Colombia tenemos varios millones de indigentes.

En Colombia no hablemos de  vaca sagrada, pero si de una actividad sagrada, que abrió caminos, tragó distancias y conquistó terrenos siguiendo las patas  de los bovinos, con sudor y con lágrimas, con la fe en Dios y la esperanza de una familia libre, próspera y respetada.

Cebuistas Lecheros De Colombia.

Montería, Febrero De 2013.

Hoy, nuevamente, nos reunimos  en este emblemático lugar de la ganadería colombiana, Montería, para hablar y hablar sobre el tema bovino que bien conocemos y del cual totalmente o en parte derivamos nuestro sustento y la satisfacción de estar haciendo lo que nos gusta, muy a pesar de las circunstancias adversas de tipo social y económico que a diario debemos afrontar, afirmaría yo, solitariamente. Estos encuentros sirven al ganadero, pero poco inciden en la toma de decisiones gremiales o llegan a oído de los que deciden sobre nuestra actividad a nivel local o nacional.

Este año, 2013, se cumplen 20 de haber aterrizado en Cali con los primeros 90 Gir y Guzerá lecheros, procedentes de Brasil. (Hicimos importaciones hasta el 2.000). Nos antecedieron los Fondos Ganaderos de Antioquia y Caldas y, más atrás, Hernando Rojas, Luís Robledo y Frank Londoño, y quizás, mucho antes, aventureros que los ingresaron de contrabando por Leticia y Venezuela. Nada qué reprocharles si recordamos la forma en que ingresaron los primeros bovinos a Colombia en 1528, procedentes de Santo Domingo y los que Belalcázar trajo por el sur y Federmán por el Oriente.

Hoy no les hablaré de las características del cebú en general, ni del Gir y Guzerá en especial; de esto ya hemos escuchado bastante y todos, reiterativamente,  afirmamos que tenemos el mejor Brahman y  los mejores Gir y Guzerá  del mundo, no sin razón, pero si alegremente, pues nadie lo ha  certificado oficialmente. Hay Pruebas:  la Evaluación Genética y la Prueba de Desempeño  sobre el ganado Brahman, muy buenas y serias, que deben ser orientadas a homogenizar el hato colombiano a niveles más competitivos y sustentables. Que en pocos años o décadas se repita por todo el mundo: la vaca colombiana, el toro colombiano.  Asocebú  también ahora implementa la realización de la Prueba Genómica para el Brahman, lo que es justo y necesario. En los trabajos sobre los cebuinos lecheros debemos guiarnos por las enseñanzas y asesorías – muy buenas – de los Brasileros, pues carecemos de Pruebas, y gremialmente estamos supeditados a lo que buenamente  la entidad rectora nos asigne y programe. Los guiristas y guzeratistas no tenemos fuerza sectorial que nos proyecte nacional e internacionalmente. Mucho esfuerzo y éxitos individuales se dan, pero sin  impacto sobre la economía gremial. Dependemos, aún, de los textos traducidos y de la zootecnia externa.

El subsector de cebuistas lecheros en Colombia, rápidamente, debe consolidarse, y emprender los estudios y pruebas necesarias para que la genética producida localmente sea reconocida y aceptada internacionalmente. Nos estamos perdiendo una buena parte del mercado internacional ( y nacional ) por falta de las Pruebas en los bovinos de leche y debemos decir que el semen de estos se vende internacionalmente si proviene de toros probados. Nacionalmente este requisito también se está imponiendo.

Por otra parte, justo es reconocerlo, gran parte de los criadores de cebuinos lecheros no hacen control lechero, pese a las facilidades que el hermano mayor, Asocebú, ha implementado para el efecto. Como dice el profesor Luis Atencio: medir, medir, medir y tener abiertas las puertas del matadero.

Me da envidia, de la buena, si es que hay alguna buena, de lo que muchos otros gremios han hecho, especialmente el Palmicultor. Fedepalma empezó hace 50 años, con 17 empresarios palmeros, grandes y pequeños. Hoy Colombia, gracias a ellos, es el cuarto productor mundial de aceite de palma y el primero de América. Pienso yo que todo esto se ha logrado gracias a la fortaleza gremial. Ante los embates externos, con tantos TLC, o nos fortalecemos gremialmente o desaparecemos, sin pena ni gloria. Nosotros, los de la pecuaria bovina lechera, cuanto antes debemos llegar a los dos dígitos en millones de toneladas de leche producida anualmente. Brasil llegó a niveles mucho más altos solamente recomendando la inseminación de buena parte de su vacada lechera con semen de los toros Gir que ingresaban en 1985  a la Prueba de Progenie, pues la aventura genética disparó hacia arriba los índices de producción de leche en el hato nacional.

Yo creo que hoy a nadie le cabe alguna duda sobre la importancia de los cebuinos lecheros en el trópico bajo colombiano y, en general, en el cinturón tropical del mundo. Sin embargo, y pese a algunas conquistas, seguimos siendo discriminados. El subsector tiene que afianzarse y reclamar lo que le corresponde. Lo contrario nos relega a actores de segunda y tercera clase. No hay que esperar, hay que hacerlo ya. Yo no quiero ponerme sombreros chinos, ni hacerle el tetero a mis nietos con leche importada de cualquier país del mundo, ni seguir comprando volúmenes de genética externa, con  lo bueno que, con toda seguridad, aquí tenemos. Nosotros, individual y colectivamente, tenemos la palabra. No sigamos aplazando lo que con un poco de esfuerzo gremial y nacional podemos hacer ya. Lo malo que pasó y pase se debe a nuestra ausencia prolongada, de palabra y de acción. No nos conformemos repitiendo: lo merecemos, por pasivos.

Cordialmente, amigos,

Ciencia Y Tecnología En La Repartija Política

Puerto Boyacá, Junio 15 de 2012.

En una edición de El Tiempo de Abril del presente año, la redacción salud intitula un artículo así: CONTROVERSIA POR DISTRIBUCION DE DINEROS PARA LA CIENCIA. Entre comillas dice que “La redistribución de las regalías busca desarrollo científico más equilibrado en las regiones”. Desarrollando el tema central del artículo dice que “dicha distribución quedó consignada en el eje temático del Decreto 4950, del 2011, expedido a finales de Diciembre de ese año por el Ministerio de Hacienda, y que definió específicamente los recursos para ciencia, tecnología e innovación para todas las regiones”.

Se afirma que el gobierno pretende distribuir las regalías que recibirá este año Colciencias (US$450.000.000.oo) en forma proporcional entre 32 departamentos de la nación, “incluidos aquellos con infraestructuras limitadas y reducidas de investigación y regiones con serios problemas de orden público, levantando ampolla entre los grupos académicos más importantes del país”.

“Para determinar la cantidad de dinero que irá a cada una de estas regiones, el Gobierno echó mano de una serie de fórmulas , entre las cuales utiliza indicadores como población, pobreza y desempleo, elementos que para ninguno de los investigadores tienen que ver con ciencia”.

“Jaime Restrepo Cuartas, director de Colciencias, defendió la repartición de estos dineros, decidida por el Congreso”.

Y leamos la siguiente perla: “Su objetivo es lograr un desarrollo científico más equilibrado en las regiones, si se tiene en cuenta que las tres principales ciudades del país consumen en este momento el 80 por ciento de los recursos disponibles”.

Qué horror!, como si la necesidad de “crear condiciones de desarrollo nacional” fuese la regionalización de proyecticos, en cambio de grandes proyectos de investigación que jalonen al país hacia el progreso total de su economía  y el bienestar general de sus habitantes. Con razón, en el mismo artículo, Jaime Bernal, director del Instituto de Genética de la Universidad Javeriana y Manuel Elkin Patarroyo, del Instituto de Inmunología de Colombia, protestaron.

Y supongo que a nadie más se nombra protestando porque muy poca gente conoce al recién creado Departamento Administrativo de Ciencia y Tecnología (Colciencias) y la asignación, por ley, a este Ente Estatal, con rango ministerial, del 10% de las regalías que recibe la nación, porcentaje calculado para este año 2012 en la suma de cuatrocientos cincuenta millones de dólares. Silencioso y casi escondido, este recién creado Departamento Administrativo funciona en el norte de Bogotá  y nunca contestan el teléfono, para pedir citas o realizar consultas rápidas sobre su estructura y funciones asignadas.

Qué bueno sería que los gremios del sector pecuario nacional, con la entidad Corpoica a su cabeza, se propusieran, sin más dilaciones, desarrollar la Prueba  de Progenie y la Prueba Genómica de nuestras reconocidas razas bovinas, para que la excelente genética que poseen sea PROBADA Y CERTIFICADA y sea aceptada en todos los mercados de carne y leche nacionales e internacionales. No podemos seguir afirmando alegremente que poseemos el mejor Brahman del mundo si nadie lo ha probado científicamente y certificado oficialmente. Lo mismo sucede, en grado más alto, con la calidad genética de las razas cebuinas lecheras que se posicionan en el territorio nacional, con sobrada solvencia racial y económica. Es conocido el gran salto pecuario que Brasil dio a partir de la iniciación de la Prueba de Progenie, en las razas Gir y Guzerá, en 1985, pasando de ser productor de 7 millones de toneladas métricas de leche al año a 36 millones de toneladas métricas de leche en el 2011, y ser el mayor exportador de carne del mundo. De material seminal ha pasado a ser uno de los mayores proveedores para los bovinos del cinturón tropical del mundo y para muchos de los bovinos “europeos” que hoy han entrado en la moda o manía de los cruces, tanto para leche como para carne. Lo que nos estamos perdiendo, por ser vagón y no locomotora.

Mientras tanto, “China busca dominar el mercado lácteo global importando vacas”, reporta El Tiempo de Abril 25 pasado. Importó de Australia, Nueva Zelanda y URUGUAY, cien mil vaquillas de leche  y ha permitido que los neozelandeses se instalen en su territorio con sus eficientes programas de desarrollo lechero. Los alemanes también están allí, con la firma privada Mueller Milch, los empresarios de Hong Kong con su empresa Olympus Capital. En la información periodística citada se lee que “la cooperativa neozelandesa Frontera, mayor exportador mundial de productos lácteos, está construyendo su tercer establecimiento en China, abastecido con vacas neozelandesas”. Es decir, China se ha fijado una meta y hace lo necesario para alcanzarla.

En El Tiempo de Mayo 28, sección Tierras y Ganados, se da la noticia buena, por cierto, de que Nueva Zelanda invertirá con el gobierno de Colombia 5 millones de dólares en el montaje de un centro de investigación en producción lechera en las instalaciones de la granja Obonuco, hasta hace poco administrada por Fedepapa. Los pastusos somos nosotros! Felicitaciones  a ellos.

Hay que acudir a exigir una buena participación en los recursos que ordinaria y extraordinariamente llegarán al Departamento Administrativo de Ciencia y Tecnología. Los gremios agropecuarios deben hacer el lobby  necesario para ello, sin complejos de inferioridad o temor reverencial. Proyectos macros que impacten, no proyecticos.

Desarrollo Pecuario Costeño

Puerto Boyacá, Febrero 16 de 2012.

En El Tiempo de Febrero 16,  Rudolf Hommes  relata, en su columna habitual, aspectos de la reciente reunión en Cartagena entre miembros de la Sociedad Portuaria, Empresarios, Findeter y Ministerio de Transporte, analizando el futuro de nuestro comercio exterior a la luz de los nuevos tratados internacionales y las inmensas y reales posibilidades de que las regiones Pacífico y Atlántico lo atiendan con mayor éxito, dadas sus condiciones geográficas apuntando hacia los grandes mercados del Planeta. El desarrollo costero, con el establecimiento de importantes empresas sería, desde todo punto de vista, más viable económicamente y podría, en mediano plazo, dejar sin aliento al tradicional que se ejecuta en las grandes ciudades del interior del país.

George Friedman estuvo presente y su exposición suscitó gran interés. “Dijo que los países pequeños como el nuestro cometen el error de pensar que se pueden aislar de lo que sucede en el mundo…No tener eso en cuenta y descuidar nuestra capacidad de análisis y de anticipación puede tener graves consecuencias”.

Agregó lo siguiente: “Se está desaprovechando una de las mayores ventajas estratégicas que tenemos, que es el acceso a los dos océanos y a las dos corrientes del comercio mundial, ventaja que no poseen Venezuela, ni Perú, ni Chile o Brasil, que en el futuro va a tener que pasar por Bolivia y Perú para salir al Pacífico. (Conozco cantidad de artículos periodísticos que dicen que lo correcto y económico es que Brasil salga al Pacífico por Colombia). Ignorar esa puerta de acceso a más de 50 por ciento del comercio mundial es un error estratégico”.

“La otra reflexión que surgió de la charla de Friedman es que los grandes centros urbanos del centro del país, ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, en donde se produce la mayor parte del PIB actual, están amenazadas si no se hace una inversión en infraestructura muy superior a la que está programada, que pretende ascender en el 2014 a 3 por ciento del PIB por año. Si los centros de producción se desplazan inicialmente al Caribe y eventualmente al Pacífico, el centro va a sufrir una decadencia sin precedentes que no se ha tenido en cuenta. Las costas no son las que necesitan ferrocarriles y carreteras, porque su geografía las favorece. La migración hacia ellas ya está en marcha y les va a imponer una gran presión por servicios, educación y vivienda. Las que necesitan esas carreteras y los ferrocarriles para sobrevivir son las ciudades del centro del país. Esa inversión va a ser muy inferior a la que se necesitaría para atender las necesidades de los que emigrarían a las costas en busca de empleo”.

La costa atlántica posee grandes recursos pecuarios para explotarlos adecuadamente, anticipándose a las demandas presentes y futuras mundiales, ahí a menos de “un tabaco “ de distancia de los puertos que ya existen y de los que obligatoriamente Colombia tendrá que ampliar o construir para el “gran salto”. Para este gran salto y a menos distancia, medida en kilómetros o millas náuticas, está el comercio con Centroamérica y las Antillas, sobre el cual hoy ejercen gran presión Nicaragua y México, ganándonos un comercio que ventajosamente podría ser nuestro. Pidiéndole permiso al pié izquierdo para mover el derecho jamás llegaremos a esos mercados, menos a los de más distancia.

La Pecuaria que la Costa Atlántica posee tendrá que ser modernizada rápidamente, para lo cual los gremios del sector deben sacudir su tradicional modorra, innovando, generando condiciones de desarrollo con la aplicación de los medios técnicos que hoy se conocen y que están al alcance de todos. Las  excusas de falta de dinero, de falta de apoyo estatal tendrán que ser reemplazadas por una fuerte decisión gremial que rompa todo lo que se impone, con desdén y sin buen criterio, desde los poderes centrales. Dignificar el oficio, no esperando limosnas ni milagros oficiales, los cuales no llegarán, por lo menos a corto plazo. Allá, en el centro, saben llevar y publicar abultadas estadísticas de la desgracia campesina, pero poco hacen para remediarla. Promesas y más promesas, nada más. Unidos somos capaces, debemos intentarlo ya.

En la costa pacífico, la pecuaria bovina no es significativa, con excepción del Urabá Chocoano, donde se han establecido grandes praderas y allí la cría y engorde de ganado Brahman es de muy buena calidad. Muchas regiones costeras del Pacífico son aptas para desarrollar una competitiva agropecuaria y agroindustria. Los departamentos de Antioquia, Risaralda, Valle, Cauca y Nariño, con sus capitales Medellín, Pereira, Cali, Popayán y Pasto  tienen que hacer un gran esfuerzo para darle brillo a ese color negro de la costa pacífico, mirando muy diferente al servicio doméstico que provee la zona, a la gran cantidad de hombres y mujeres dedicados a la docencia y al ejercicio de profesiones liberales, a las  mujeres que hoy compiten con acierto y decoro en las actividades de modelaje y concursos de belleza, al oro y madera que se extrae con graves consecuencias ambientales y al ocasional uso turístico de sus costas, amén de la pesca sin control e indiscriminada. Esto no será gratis, hay que meterse la mano al dril y rapidito.

Leche en el trópico hostil

Puerto Boyacá, Agosto de 2011.

Para el común de la gente citadina y poco conocedora del tema- también para muchos ganaderos –  pareciera que en el mundo solamente se produjera leche con las razas especializadas Bos Táurus  (razas europeas). Esta percepción fue válida en el mundo tropical hasta hace aproximadamente  120 años cuando la barrera comenzó a ser superada con la importación a América de las razas cebuínas  primigenias como la GIR y la GUZERÁ lecheras. Y hoy, en forma más acelerada, sobre todo en Colombia, con la difusión de estas razas en el continente americano y en las Antillas, facilitado todo este empuje por la aparición de técnicas de reproducción masiva como la inseminación artificial y las transferencias de embriones, concomitante todo esto con la decisión política del Estado Brasilero de apoyar a los ganaderos criadores de cebuínos lecheros en la realización de la Prueba de Progenie para evaluar correctamente la capacidad de transmisión de los toros Gir y hacer mejoramiento genético con más alto porcentaje de seguridad transmisiva. La India ya la hace, en Venezuela ya la iniciaron y nosotros la empezamos pero fracasamos por falta de apoyo institucional.

Y surgieron los cruces, de Bos Táurus (europeos) con Bos Índicus (cebuínos), atrás muy desordenadamente y, ahora, en forma ordenada, creando sistemas de alta producción de leche, perpetuando la manía de cruzar y obteniendo resultados económicos más inmediatos. “En Brasil es común el cruzamiento entre el toro europeo y vacas cebuínas”. En Colombia estos cruzamientos están a la orden del día.

Sin embargo, Fernando Madalena, científico Uruguayo-Brasilero y profesor universitario en Bello Horizonte, advierte: “la producción de leche en condiciones tropicales ha constituido un desafío, tanto para los productores como para los organismos gubernamentales de fomento, de extensión e investigación en todo el mundo. Gran variedad de opciones para aumentar la producción han sido formuladas, pero son contados los ejemplos de programas de desarrollo  lechero exitosos. Los sistemas de producción de leche tropical se caracterizan en general por su bajo rendimiento, debido no solamente a los efectos directos del clima, sino también, y principalmente, a la mala calidad de los forrajes disponibles, la baja utilización de alimentos concentrados  y a la alta incidencia de enfermedades y parásitos. Los factores económicos y sociales subyacentes a la producción de leche se reflejan en el poco desarrollo de las prácticas zootécnicas, debido a factores como el bajo nivel  educacional de los trabajadores rurales, la escasez de investigaciones sobre los problemas locales y de difusión de tecnología”.

Sobre lo anterior es pertinente decir que llevamos muchos años escribiendo y exigiendo soluciones al atraso pecuario colombiano, pero los gremios del sector se especializaron en Registros y eventos feriales y poco orientan a los agremiados en la actividad creadora e innovadora en los sistemas sostenibles y rentables y casi nada exigen a los organismos gubernamentales en la expedición de verdaderas  normas coherentes y persistentes de política pecuaria, amén de invertir gran parte de los recursos parafiscales en entes improductivos. Los habitantes del campo siguen en el atraso tecnológico y social, despreciados por los políticos de turno. Ó, a qué se refería el expresidente  César  Gaviria, en reciente intervención pública, cuando criticó vehementemente la asignación adicional, ridícula, de diez mil millones de pesos al presupuesto, 2011-2012, del Ministerio de Agricultura? Las directivas gremiales no protestan, ni convocan a los agremiados a protestar. No les interesa comprometerse. Piensan y escriben mucho pero no ejecutan lo que exponen, proponen y acuerdan.

El cambio climático impactará aun más negativamente las advertencias del doctor Madalena y la indolencia gremial  y gubernamental en el campo. Así,los éxitos arriba enunciados, en el manejo correcto en la explotación de los cebuínos lecheros y sus cruces con europeos, serán muy individuales  y no colectivos como debe y tiene que ser, para bien y progreso del sector agropecuario colombiano y crecimiento del país nacional.

Carne Y Leche Para La Exportación?

Bogotá, Junio de 2011. Comentábamos en artículo anterior ( “Repoblamiento Bovino en Colombia”) que los gremios ganaderos hacen esfuerzos por  colocar en el exterior parte de nuestra producción de carne y leche, con logros relativos, diría yo, insignificantes y de poco impacto en la economía agraria colombiana, con excepción de las cíclicas exportaciones legales e ilegales al vecino país de Venezuela, últimamente impagadas. Y seguimos esperando las “bondades” de los Tratados de Libre Comercio que las disparen para todo el mundo, una vez se aprueben, o antes dizque porque somos productores de carne y leche de muy buena calidad, al extraerlos de ganados alimentados a solo pasto. Hablamos y hablamos y nada se concreta y mientras tanto nos “sobra” el 40% de la producción de estos dos esenciales alimentos, debido, en parte, a la existencia de 22.000.000 de pobres, de ellos 8.200.000 indigentes, que no tienen con que comprarlos. Y éramos 45.000.000 de habitantes en Colombia  en el 2010 cuando el gobierno de turno dio el dato estadístico y, ahora, para la primera semana de este mes de Junio, seremos 46.000.000 de colombianos. Cuántos más pobres o indigentes? Sin embargo, todos  los ganaderos, coreados por los gremios que los aglutinan, se lamentan de los excedentes existentes, de los bajos precios, de la competencia desleal con las importaciones de leche y lactosueros, del crudo invierno, de los calientes veranos y, últimamente, de los supuestos estragos que causarán  los malos términos consignados en el Tratado de Libre Comercio con Europa. En fin, nada nos sirve, nada nos conviene, todo nos atropella. Recuerdo un excelente Editorial de la revista El Cebú, de Julio-Agosto de 2009, escrito por el doctor José Víctor Chahín S, con el título “Ahogándonos en un vaso de leche”, expresando lo siguiente: “…En otras palabras no se ha hecho la tarea como debe ser, comenzando por el Gobierno, el Ministerio de Salud, nuestros gremios y la sociedad en general. Si queremos que nuestros hijos tomen leche, debemos partir del buen ejemplo en casa, en los colegios y de una acertada orientación médica…Así mismo, al promover el consumo de leche a través de los diferentes medios de comunicación: radio, prensa y televisión pueden estar seguros que pasaremos rápidamente de no saber qué hacer con la producción actual a tener un déficit, lo cual motivará a nuestros ganaderos a incrementar la producción y, así, generar más mano de obra como efecto secundario…En cifras, si hoy aumentamos nuestro consumo a 500cc de leche diaria por habitante, tendríamos actualmente un déficit de 5 millones de litros diarios. Como cambia el panorama si nos proponemos hacer bien las cosas, sin depender de mercados externos y sin responsabilizarnos unos a otros en las etapas de crisis. La realidad es que todos debemos halar para el mismo lado…Igual aplica para el tema cárnico. Actuemos en conjunto, no discutamos, reflexionemos y busquemos acuerdos. No existe otra manera de aumentar la efectividad”. Lo decía nada menos que el Presidente de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, entidad que agrupa a todas las razas cebuinas ingresadas al país y que están presentes en la sangre del 90%  del Hato Nacional. Nadie escucha, todos nos hacemos los … Desde un lugar muy lejano donde me encontraba, me atreví escribir al doctor Chahín lo siguiente: “ Aquí está el mercado para esos dos esenciales productos y, de paso, el cumplimiento de las obligaciones sociales de la nación, si es que queremos afirmarnos como Pueblo soberano y respetado…El liderazgo debe ser ejercido por los gremios del sector agropecuario. Ahora son los ganaderos los llamados a impulsar, coordinar y realizar este esfuerzo. Nada fácil pero no imposible. Asocebú y Asoholstein principalmente, con Unaga, toda…Si no se concreta su idea o se fracasa en el intento, pues apague y vámonos. No se puede producir a pérdida. Entonces, la calidad de la genética bovina que tiene Colombia ( pregonada por todos los ganaderos y gremios ), la belleza y fortaleza de sus razas, la alegría de sus Ferias, los esfuerzos para mejorar los sistemas de producción, las importaciones frecuentes de bovinos vivos, semen y embriones, el producto final ( carne y leche ), sus dueños y sus gremios sobrarán en este país. La razón de ser de todo esto habrá desaparecido”. En Octubre 5 de 2005, le escribí al doctor Mauricio Moreno, para entonces también Presidente de la Asocebú, lo siguiente: “No es posible salir adelante sin poner a comer carne al pueblo colombiano, sin la agresividad publicitaria requerida, mostrando los beneficios  de su consumo; sin mejorar su calidad y cantidad de oferta y sin dejar atrás mitos y costumbres inveteradas en su manejo y mercadeo…Acuérdate de mi constante queja sobre la nula o pobre oferta de carne de res en las Ferias Ganaderas promovidas por Asocebú y muy concretamente en la Feria Nacional Cebú cada año. (Pollo, cerdo y embutidos por toda parte)… Sería bueno que las Asociaciones Gremiales del Sector Pecuario, especialmente la Asocebú, nos explicaran, en alguna forma, qué pasó con la propuesta del doctor Chahín  y si es posible conocer los resultados de la gestión adelantada en el aspecto aquí tratado, dos años después de haberse formulado.

Repoblamiento Bovino En Colombia

Puerto Boyacá, Boyacá, Febrero 2011

Hace muchos años, lo recordamos los más viejos, Colombia, nuestro bello país, tenía un (1) bovino por cada habitante. Es aventurado decir que fue una mejor época comparada con la que ahora vivimos, en la cual, sin mucho esfuerzo, nos acercamos a un teléfono celular por cada viviente en el territorio y donde los vaqueros y obreros agropecuarios saben más desenfundar y utilizar el aparato de comunicación que el machete para eliminar la maleza a la vista o enlazar la res derrotada y rebelde. Y los gremios hacen toda la propaganda y lobby posibles para exportar carne y leche, con relativo éxito, olvidando el compromiso natural y social de alimentar primero a la nación entera y nutrir la niñez y juventud hambrienta,  activando sin desmayo los resortes estatales obligados constitucional y legalmente a hacerlo. Lograrlo debe ser el mayor compromiso de todos los gremios pecuarios y de los ganaderos en general. Estos últimos deben exigirles  a sus representantes la realización de esta aspiración y la atención del clamor nacional e internacional.

En los últimos años se ha hablado bastante de la necesidad de repoblamiento bovino, pero cuando debe concretarse el modo  cada quien coge por su lado y no sale ningún ente estatal responsable a poner orden y direccionar tan serio propósito. En el desorden conceptual unos proponen importar, transferir embriones, prohibir las exportaciones de hembras y su sacrificio local y otros acuden al expediente facilista del subsidio estatal como contraprestación al esfuerzo gremial. Así pasan años y décadas y todo se va en propuestas y buenas intenciones. Estamos y seguimos en algo así como  media (1/2) res por habitante. En un territorio tan extenso y con tantas hectáreas con vocación ganadera es inaudito tener el déficit mencionado y la conocida ineficiencia en la producción de carne y leche por área explotada.

 

Sí, el repoblamiento bovino es necesario y muy importante  para los fines mencionados, pero también para la creación y exportación de los excedentes, procurando el crecimiento económico del sector y el bienestar de la población rural. Los ganaderos deben contribuir decididamente en el crecimiento material y espiritual del campesinado colombiano.

Sin embargo, no basta repoblar, también es necesario investigar y transferir tecnologías tropicales, voz a voz, sin engaños y oportunamente. Y los ganaderos ser eficientes. Y que el crédito fluya permanente y económicamente, no solo como promesa electoral o discurso alegre en la instauración de los nuevos gobiernos, cuando se ofrece de todo y no se cumple.

Recientemente se ha notado interés de los gobiernos municipales en emplear parte de las regalías en el financiamiento del repoblamiento bovino, entregando a los campesinos locales un número de vientres y un toro, por núcleo familiar, con el compromiso contractual de devolver el capital con un porcentaje de crías hembras producidas, las cuales irían a otras tantas familias de la región con el mismo esquema legal y social. Este sistema es bastante efectivo en el repoblamiento y repercute rápidamente en el bienestar del campesino local, con seguro alcance nacional. Siempre que el gobierno local lo haga desprendido de la voracidad política y lo administre adecuadamente. Los gremios y los ganaderos individualmente deben concurrir a apoyar estos programas, asesorándolos y suministrando lo bueno de sus hatos a precios justos. Conocimos que cada programa municipal de repoblamiento está siendo previamente aprobado y supervisado por Planeación Nacional. Se trata de controlar el destino y uso de las regalías.

El repoblamiento bovino será efectivo y más rápido si se utilizan masivamente toros en monta directa ( ojalá todos puros en su raza), ya sea para carne o para leche y también para las explotaciones de Doble Propósito. Y si utilizamos el organismo bovino adecuado para el lugar y características de la explotación, lo cual debe ser asesorado, todo será mejor. Esto no quiere decir que la inseminación y las transferencias  sean excluyentes o inútiles, no, jamás, quien pueda que lo haga y contribuya con el objetivo final: repoblamiento, y el adicional y supremamente importante del mejoramiento genético bovino. La utilización masiva de toros, repito, ojalá puros, disparará los índices de natalidad, y una asesoría en su escogencia y programación garantizarán el éxito de lo propuesto.

Una población de más de cuarenta y cinco millones (45.000.000) de habitantes y en acelerado aumento debe mover las voluntades hacia el objetivo común de buscar los alimentos de hoy y de mañana, pues es asunto de interés estratégico nacional y humano. “La búsqueda de los alimentos es el fundamento de  todas las demás búsquedas del hombre”, le decía Indira Gandhi a sus gobernados. La carne y la leche son alimentos de interés estratégico en cualquier nación de la tierra.

Hagamos, pues, que el Repoblamiento Bovino sea una realidad en Colombia, empleando todos los recursos técnicos posibles y programas sociales gubernamentales que ocupen sanamente parte de las regalías de la bonanza petrolera y minera a lo largo y ancho del territorio nacional.