Ganadería Puerta Parra

Artículos

Home»Blog»Cebuistas Lecheros De Colombia.

Cebuistas Lecheros De Colombia.

Montería, Febrero De 2013.

Hoy, nuevamente, nos reunimos  en este emblemático lugar de la ganadería colombiana, Montería, para hablar y hablar sobre el tema bovino que bien conocemos y del cual totalmente o en parte derivamos nuestro sustento y la satisfacción de estar haciendo lo que nos gusta, muy a pesar de las circunstancias adversas de tipo social y económico que a diario debemos afrontar, afirmaría yo, solitariamente. Estos encuentros sirven al ganadero, pero poco inciden en la toma de decisiones gremiales o llegan a oído de los que deciden sobre nuestra actividad a nivel local o nacional.

Este año, 2013, se cumplen 20 de haber aterrizado en Cali con los primeros 90 Gir y Guzerá lecheros, procedentes de Brasil. (Hicimos importaciones hasta el 2.000). Nos antecedieron los Fondos Ganaderos de Antioquia y Caldas y, más atrás, Hernando Rojas, Luís Robledo y Frank Londoño, y quizás, mucho antes, aventureros que los ingresaron de contrabando por Leticia y Venezuela. Nada qué reprocharles si recordamos la forma en que ingresaron los primeros bovinos a Colombia en 1528, procedentes de Santo Domingo y los que Belalcázar trajo por el sur y Federmán por el Oriente.

Hoy no les hablaré de las características del cebú en general, ni del Gir y Guzerá en especial; de esto ya hemos escuchado bastante y todos, reiterativamente,  afirmamos que tenemos el mejor Brahman y  los mejores Gir y Guzerá  del mundo, no sin razón, pero si alegremente, pues nadie lo ha  certificado oficialmente. Hay Pruebas:  la Evaluación Genética y la Prueba de Desempeño  sobre el ganado Brahman, muy buenas y serias, que deben ser orientadas a homogenizar el hato colombiano a niveles más competitivos y sustentables. Que en pocos años o décadas se repita por todo el mundo: la vaca colombiana, el toro colombiano.  Asocebú  también ahora implementa la realización de la Prueba Genómica para el Brahman, lo que es justo y necesario. En los trabajos sobre los cebuinos lecheros debemos guiarnos por las enseñanzas y asesorías – muy buenas – de los Brasileros, pues carecemos de Pruebas, y gremialmente estamos supeditados a lo que buenamente  la entidad rectora nos asigne y programe. Los guiristas y guzeratistas no tenemos fuerza sectorial que nos proyecte nacional e internacionalmente. Mucho esfuerzo y éxitos individuales se dan, pero sin  impacto sobre la economía gremial. Dependemos, aún, de los textos traducidos y de la zootecnia externa.

El subsector de cebuistas lecheros en Colombia, rápidamente, debe consolidarse, y emprender los estudios y pruebas necesarias para que la genética producida localmente sea reconocida y aceptada internacionalmente. Nos estamos perdiendo una buena parte del mercado internacional ( y nacional ) por falta de las Pruebas en los bovinos de leche y debemos decir que el semen de estos se vende internacionalmente si proviene de toros probados. Nacionalmente este requisito también se está imponiendo.

Por otra parte, justo es reconocerlo, gran parte de los criadores de cebuinos lecheros no hacen control lechero, pese a las facilidades que el hermano mayor, Asocebú, ha implementado para el efecto. Como dice el profesor Luis Atencio: medir, medir, medir y tener abiertas las puertas del matadero.

Me da envidia, de la buena, si es que hay alguna buena, de lo que muchos otros gremios han hecho, especialmente el Palmicultor. Fedepalma empezó hace 50 años, con 17 empresarios palmeros, grandes y pequeños. Hoy Colombia, gracias a ellos, es el cuarto productor mundial de aceite de palma y el primero de América. Pienso yo que todo esto se ha logrado gracias a la fortaleza gremial. Ante los embates externos, con tantos TLC, o nos fortalecemos gremialmente o desaparecemos, sin pena ni gloria. Nosotros, los de la pecuaria bovina lechera, cuanto antes debemos llegar a los dos dígitos en millones de toneladas de leche producida anualmente. Brasil llegó a niveles mucho más altos solamente recomendando la inseminación de buena parte de su vacada lechera con semen de los toros Gir que ingresaban en 1985  a la Prueba de Progenie, pues la aventura genética disparó hacia arriba los índices de producción de leche en el hato nacional.

Yo creo que hoy a nadie le cabe alguna duda sobre la importancia de los cebuinos lecheros en el trópico bajo colombiano y, en general, en el cinturón tropical del mundo. Sin embargo, y pese a algunas conquistas, seguimos siendo discriminados. El subsector tiene que afianzarse y reclamar lo que le corresponde. Lo contrario nos relega a actores de segunda y tercera clase. No hay que esperar, hay que hacerlo ya. Yo no quiero ponerme sombreros chinos, ni hacerle el tetero a mis nietos con leche importada de cualquier país del mundo, ni seguir comprando volúmenes de genética externa, con  lo bueno que, con toda seguridad, aquí tenemos. Nosotros, individual y colectivamente, tenemos la palabra. No sigamos aplazando lo que con un poco de esfuerzo gremial y nacional podemos hacer ya. Lo malo que pasó y pase se debe a nuestra ausencia prolongada, de palabra y de acción. No nos conformemos repitiendo: lo merecemos, por pasivos.

Cordialmente, amigos,

Written by

Ganadero, Miembro de Asocebú, Criador de Cebuínos lecheros y sus cruces, Criador de Guzerá, Pecuarista Colombiano

Leave a Comment