Ganadería Puerta Parra

Artículos

Home»Blog»Ciencia Y Tecnología En La Repartija Política

Ciencia Y Tecnología En La Repartija Política

Puerto Boyacá, Junio 15 de 2012.

En una edición de El Tiempo de Abril del presente año, la redacción salud intitula un artículo así: CONTROVERSIA POR DISTRIBUCION DE DINEROS PARA LA CIENCIA. Entre comillas dice que “La redistribución de las regalías busca desarrollo científico más equilibrado en las regiones”. Desarrollando el tema central del artículo dice que “dicha distribución quedó consignada en el eje temático del Decreto 4950, del 2011, expedido a finales de Diciembre de ese año por el Ministerio de Hacienda, y que definió específicamente los recursos para ciencia, tecnología e innovación para todas las regiones”.

Se afirma que el gobierno pretende distribuir las regalías que recibirá este año Colciencias (US$450.000.000.oo) en forma proporcional entre 32 departamentos de la nación, “incluidos aquellos con infraestructuras limitadas y reducidas de investigación y regiones con serios problemas de orden público, levantando ampolla entre los grupos académicos más importantes del país”.

“Para determinar la cantidad de dinero que irá a cada una de estas regiones, el Gobierno echó mano de una serie de fórmulas , entre las cuales utiliza indicadores como población, pobreza y desempleo, elementos que para ninguno de los investigadores tienen que ver con ciencia”.

“Jaime Restrepo Cuartas, director de Colciencias, defendió la repartición de estos dineros, decidida por el Congreso”.

Y leamos la siguiente perla: “Su objetivo es lograr un desarrollo científico más equilibrado en las regiones, si se tiene en cuenta que las tres principales ciudades del país consumen en este momento el 80 por ciento de los recursos disponibles”.

Qué horror!, como si la necesidad de “crear condiciones de desarrollo nacional” fuese la regionalización de proyecticos, en cambio de grandes proyectos de investigación que jalonen al país hacia el progreso total de su economía  y el bienestar general de sus habitantes. Con razón, en el mismo artículo, Jaime Bernal, director del Instituto de Genética de la Universidad Javeriana y Manuel Elkin Patarroyo, del Instituto de Inmunología de Colombia, protestaron.

Y supongo que a nadie más se nombra protestando porque muy poca gente conoce al recién creado Departamento Administrativo de Ciencia y Tecnología (Colciencias) y la asignación, por ley, a este Ente Estatal, con rango ministerial, del 10% de las regalías que recibe la nación, porcentaje calculado para este año 2012 en la suma de cuatrocientos cincuenta millones de dólares. Silencioso y casi escondido, este recién creado Departamento Administrativo funciona en el norte de Bogotá  y nunca contestan el teléfono, para pedir citas o realizar consultas rápidas sobre su estructura y funciones asignadas.

Qué bueno sería que los gremios del sector pecuario nacional, con la entidad Corpoica a su cabeza, se propusieran, sin más dilaciones, desarrollar la Prueba  de Progenie y la Prueba Genómica de nuestras reconocidas razas bovinas, para que la excelente genética que poseen sea PROBADA Y CERTIFICADA y sea aceptada en todos los mercados de carne y leche nacionales e internacionales. No podemos seguir afirmando alegremente que poseemos el mejor Brahman del mundo si nadie lo ha probado científicamente y certificado oficialmente. Lo mismo sucede, en grado más alto, con la calidad genética de las razas cebuinas lecheras que se posicionan en el territorio nacional, con sobrada solvencia racial y económica. Es conocido el gran salto pecuario que Brasil dio a partir de la iniciación de la Prueba de Progenie, en las razas Gir y Guzerá, en 1985, pasando de ser productor de 7 millones de toneladas métricas de leche al año a 36 millones de toneladas métricas de leche en el 2011, y ser el mayor exportador de carne del mundo. De material seminal ha pasado a ser uno de los mayores proveedores para los bovinos del cinturón tropical del mundo y para muchos de los bovinos “europeos” que hoy han entrado en la moda o manía de los cruces, tanto para leche como para carne. Lo que nos estamos perdiendo, por ser vagón y no locomotora.

Mientras tanto, “China busca dominar el mercado lácteo global importando vacas”, reporta El Tiempo de Abril 25 pasado. Importó de Australia, Nueva Zelanda y URUGUAY, cien mil vaquillas de leche  y ha permitido que los neozelandeses se instalen en su territorio con sus eficientes programas de desarrollo lechero. Los alemanes también están allí, con la firma privada Mueller Milch, los empresarios de Hong Kong con su empresa Olympus Capital. En la información periodística citada se lee que “la cooperativa neozelandesa Frontera, mayor exportador mundial de productos lácteos, está construyendo su tercer establecimiento en China, abastecido con vacas neozelandesas”. Es decir, China se ha fijado una meta y hace lo necesario para alcanzarla.

En El Tiempo de Mayo 28, sección Tierras y Ganados, se da la noticia buena, por cierto, de que Nueva Zelanda invertirá con el gobierno de Colombia 5 millones de dólares en el montaje de un centro de investigación en producción lechera en las instalaciones de la granja Obonuco, hasta hace poco administrada por Fedepapa. Los pastusos somos nosotros! Felicitaciones  a ellos.

Hay que acudir a exigir una buena participación en los recursos que ordinaria y extraordinariamente llegarán al Departamento Administrativo de Ciencia y Tecnología. Los gremios agropecuarios deben hacer el lobby  necesario para ello, sin complejos de inferioridad o temor reverencial. Proyectos macros que impacten, no proyecticos.

Written by

Ganadero, Miembro de Asocebú, Criador de Cebuínos lecheros y sus cruces, Criador de Guzerá, Pecuarista Colombiano

Leave a Comment